Concierto aniversario

Director Diego Naser
Solista Nancy Fabiola Herrera

Con el Coro Nacional, el Coro Nacional de Niños y la Orquesta Juvenil del Sodre.

Localidades: en Tickantel y en boletería de la Sala.
Platea baja $ 350. Platea alta $ 400. Tertulia y Palcos platea alta $ 300. Galería baja y Palcos tertulia $ 200. Galería alta central $ 150. Galería alta lateral y Palcos galería baja y alta $ 60.

Lugar: Auditorio Nacional Adela Reta (Mercedes esquina Andes) Tel. 2900.7084.
Día: 1 de junio 20.00 horas - 2 de junio 19.00 horas.

Programa Gustav Mahler Sinfonía Nº3

Yo vi su alma desnuda, totalmente desnuda... Sentí tu sinfonía. Compartí tu ilusión por la lucha, sufrí los dolores de la desilusión, vi enfrentarse a las fuerzas del bien y del mal entre sí, vi a un hombre atormentado luchando por su armonía interior... Perdóname, no puedo sentir a medias.
Arnold Schönberg a propósito de la Sinfonía Nº 3 de Gustav Mahler

Monumental tarea: la Sinfonía Nº 3 en Re menor de Gustav Mahler, es una sinfonía coral de aproximadamente una hora y media de duración. Obra de gran envergadura, la cual consta de seis movimientos, dos de los cuales requieren una contralto, y uno de ellos, además, un coro de niños y otro de mujeres. (...)

Parte 1
1. El despertar de Pan (Kraftig. Entschieden.-Con Forsa. Deciso.)

Parte 2
2. Lo que me cuentan las flores del campo (Tempo di minuetto. Sehr massig.)
3. Lo que me cuentan los animales (Comodo. Scherzando. Ohne Hast.)
4. Lo que me cuenta el hombre (Sehr langsam. Misterioso. Durchaus ppp. «O Mensch!»)
5. Lo que me cuentan los ángeles (Lustig im Tempo und Keck im Ausdruck. «Es sungen Drei Engel».)
6. Lo que me cuenta el amor (Langsam. Ruhevoll. Empfunden.)

La Sinfonía Nº3 de Mahler está dedicada a la naturaleza. Claro que la naturaleza de Mahler no era la de Beethoven, formada principalmente por sus arroyos, bosques y valles por donde paseaba a menudo, va muchos pasos más lejos, su expresión de la naturaleza es el Universo en su conjunto.

En las etapas finales de la composición, en su pequeña cabaña junto al lago Atter, durante el verano de1896, recibió allí mismo a Bruno Walter, y éste le comento la belleza del lugar y su paisaje, Mahler le aconsejó que no lo admirara respondiéndole: «Es inútil; lo he recogido íntegramente para meterlo en mi Tercera».

Mahler invitó a Bruno Walter al estreno de la obra con esta carta:
(---) La obra entera está, desde luego, teñida con mi deplorable sentido del humor y "aprovecha a menudo la ocasión para someterse a mi lamentable afición por los sonidos desagradables".
Bastante a menudo los músicos "no se prestan la menor atención mutua, y es toda mi naturaleza morosa y brutal la que se revela en su entera desnudez".
Cualquiera sabe que no puedo pasarme sin trivialidades. Esta vez, sin embargo, se han franqueado todos los límites de lo soportable. "¡A veces se tiene la impresión de haber entrado en una tasca o en una pocilga!" ¡Venga deprisa entonces, después de haberse puesto su armadura! Si su gusto se ha refinado en Berlín, ¡prepárese para ver lo irremediablemente estropeado!
Mi saludo más afectuoso para usted y para su familia, y au revoir!


.........................................................................................................

.........................................................................................................


Busca por contenido