Llamadas del Cerrito 2017

Una nueva edición de las Llamadas del Cerrito se realizará el sábado 9 de diciembre desde las 19.00 horas.

La calle León Pérez se viste de fiesta para recibir a artistas y vecinas/os de diferentes barrios de Montevideo. El desfile se desarrollará desde León Pérez y Gral. Flores hasta San Martín.

Participarán 16 conjuntos entre comparsas locales y de todo Montevideo:

- CECAPDOMBE
- Taller de percusión del Complejo SACUDE
- Tronar de tambores
- La Jacinta
- La Nación candombera
- La Facala
- La Carpintería Roh
- Mandinga
- La Roma
- La que toca
- Tambores del cielo
- La Sandunguera
- La Cumparsita
- La Fuerza
- Cerricandombe
- Taller de percusión del Centro Cultural Guyunusa - La Clínica

Legado histórico de las Llamadas del Cerrito

Por Oscar D. Montaño

"Fue durante la Guerra Grande (1839-1851) que se produjo el asentamiento, en forma numerosa, de población africana y descendientes en la zona del Cerrito de la Victoria. Los bandos enfrentados en esta guerra fratricida fueron: los encabezados por Fructoso Rivera en el gobierno de la Defensa, establecido en Montevideo y sus alrededores más inmediatos y los encabezados por Manuel Oribe, con el gobierno establecido en el Cerrito de la Victoria. Ambos ejércitos contaron con numerosos soldados africanos y descendientes y más aún cuando decretaron la “abolición” de la esclavitud: Rivera en 1842 y Oribe en 1846. Para quienes estaban esclavizados formar parte de un ejército, ser soldado, significaba en su imaginario pasar a tener un reconocimiento mínimo, un lugar donde se le respetase algo más que en su anterior etapa. Los afros que estaban con Oribe en el Cerrito eran de diferente procedencia: la gran mayoría eran africanos, escapados de la esclavitud en Montevideo y en el resto de los centros poblados de Uruguay, así como africanos y descendientes escapados de la esclavitud de Brasil.

Los pueblos a los que perteneció esta población africana fueron: Congos, Banguela, Angola, Minas Calabarí y Minas Nagó. Como sucedió en todas las poblaciones donde había numerosa presencia africana, se organizaron reuniéndose por pueblo en humildes locales que hacían las veces de Sala de Nación. Allí elegían sus autoridades, rey, reina y realizaban los rituales a sus deidades, a los espíritus de los antepasados con cantos y toques de tambores acompañados de otros instrumentos, volviendo a sentirse africanos por el lapso de tiempo que duraba la ceremonia.

Hoy, tanto tiempo después, aquellos tambores africanos que se han transformado en tambores de candombe, viven aún en las comparsas del Cerrito".


.........................................................................................................

.........................................................................................................


Busca por contenido